Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de junio 23, 2017

PARÁBOLAS, A QUIEN POCO SE LE PERDONA

Un fariseo invitó a Jesús a comer. Fue, pues, Jesús a casa del fariseo y se sentó a la mesa.Vivía en aquella ciudad una mujer de mala reputación que, al enterarse de que Jesús estaba en casa del fariseo, tomó un frasco de alabastro lleno de perfumey fue a ponerse detrás de Jesús, junto a sus pies. La mujer rompió a llorar y con sus lágrimas bañaba los pies de Jesús y los secaba con sus propios cabellos; los besaba también y finalmente derramó sobre ellos el perfume.Al verlo, el fariseo que había invitado a Jesús se dijo para sí mismo: “Si este fuera profeta, sabría quién es y qué reputación tan mala tiene la mujer que está tocándolo”.Entonces Jesús se dirigió a él y le dijo: — Simón, quiero decirte una cosa. Simón le contestó: — Dime, Maestro. Jesús siguió: — Había una vez un acreedor que tenía dos deudores, uno de los cuales le debía diez veces más que el otro.Como ninguno de los dos podía pagarle, los perdonó a ambos. ¿Cuál de ellos te parece que amará más a su acreedor? Simón contestó…