Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de septiembre 3, 2019

TÚ ERES MI HIJO AMADO

Entonces una voz que venía del cielo dijo: Este es mi hijo. Yo lo amó mucho y estoy muy contento con él (Mateo 3:17)

Algo que mi esposa Sara y yo siempre hemos transmitido e insistido con nuestros hijos es que eran amados y aceptados de forma incondicional. Una y otra vez este mensaje era comunicado, en los momentos buenos y en aquellos que no fueron tan buenos. Queríamos que ellos vivieran con la seguridad que da el saberse amados y aceptados no debido a, sino a pesar de. Eso, naturalmente, no significaba que siempre estuviéramos de acuerdo, ni lo estemos hoy en día, con sus decisiones, actitudes o conductas. Significaba que el amor no era una moneda de cambio, algo que se otorgaba o se negaba en función de cómo ellos se comportaran. Creemos, y así ellos nos lo han confirmado en varias ocasiones, que eso proveyó una base de seguridad y estabilidad para sus vidas. Siempre son y serán amados.
¿Por qué tanta insistencia en pensar que Dios es un padre más deficiente que nosotros? ¿Por qué …