Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de febrero 1, 2015

JESÚS/ PARA ORAR A SOLAS/ MATEO 14:22-32

Después de despedirla (a la multitud), subió al monte para orar a solas. Y todavía seguía allí él solo al llegar la noche. (Mateo 14:24)

El contexto de este versículo es Jesús caminando sobre las aguas en medio de una tormenta, Pedro haciendo el amago de caminar y, finalmente, hundiéndose. Las aplicaciones del pasaje son conocidas, el Maestro tiene poder sobre las tormentas de la vida, hay que mirarlo a Él y no las circunstancias, etc., etc.
A mí me ha llamado la atención el versículo reproducido que nos habla de la necesidad de pasar tiempos a solas con Dios. Cuánto, con qué frecuencia y dónde, pienso que queda a la elección de cada persona que es única y singular y tiene una relación especial y diferente con el Señor.
Pero ese tiempo no es un lujo es una necesidad vital para cada creyente. Es el tiempo en que venimos delante de la presencia del Señor y podemos hablar con Él de absolutamente todo lo que acontece en nuestras vidas y a la vez, podemos dejar que Él nos hable a nuestra real…