Ir al contenido principal

Entradas

¿SON FIABLES TUS DIOSES?

Después de que los filisteos capturaran el arca de Dios, la llevaron del campo de batalla en Ebenezer hasta la ciudad de Asdod.Llevaron el arca de Dios al templo del dios Dagón y la pusieron junto a una estatua de Dagón.Pero cuando los ciudadanos de Asdod fueron a verla a la mañana siguiente, ¡la estatua de Dagón había caído boca abajo delante del arca del Señor! Así que levantaron a Dagón y nuevamente lo colocaron en su lugar.Pero temprano al día siguiente sucedió lo mismo: de nuevo Dagón había caído boca abajo frente al arca del Señor. Esta vez su cabeza y sus manos se habían quebrado y estaban a la entrada; solo el tronco de su cuerpo quedó intacto. (1 Samuel 5:1-4)

La historia, poco conocida porque cada vez se conoce menos la Biblia, narra el episodio cuando el arca de la alianza fue capturado por los filisteos y llevado al templo del dios Dagón. En aquellos tiempos cuando un pueblo era derrotado se entendía que sus dioses también lo habían sido; los del pueblo ganador eran más pod…
Entradas recientes

GIGANTES

Entonces comenzaron a divulgar entre los israelitas el siguiente mal informe sobre la tierra: «La tierra que atravesamos y exploramos devorará a todo aquel que vaya a vivir allí. ¡Todos los habitantes que vimos son enormes!33 Hasta había gigantes,[ los descendientes de Anac. ¡Al lado de ellos nos sentíamos como saltamontes y así nos miraban ellos!». (Números 13:32-33)

El miedo distorsiona la realidad, bien porque engrandece los problemas, retos, desafíos y circunstancias que vivimos; bien porque empequeñece nuestros propios recursos para poder enfrentar. Ambas cosas se dieron en los espías -a excepción de Josué y Caleb- que fueron enviados a explorar la tierra antes de comenzar la conquista. Su temor les hizo ver como gigantes a los habitantes del territorio y a no poder ver los recursos de Dios, que estaba de su lado, quien había, de forma constante, obrado sobrenaturalmente a favor de ellos. De tal modo que ellos se derrotaron a sí mismos. No era necesario ni siquiera que lucharan ya…

HUIR

Pero Jonás, queriendo eludir el mandato del Señor, decidió huir a Tarsis. Así que bajó hasta Jope, donde encontró un barco que zarpaba para Tarsis; pagó su pasaje y se embarcó en él rumbo a Tarsis, para alejarse del Señor. (Jonás 1: 3)

La Biblia está llena de arquetipos; es decir, modelos o patrones que reflejan situaciones universales. Jonás es un arquetipo de aquel que huye de la misión que Dios le ha encomendado. Rehusa la responsabilidad y no quiere unirse al Señor en su plan de bendecir a la humanidad. Tenía que dirigirse a Nínive, que estaba situada al noreste, sin embargo tomó un barco para irse hacia Tarsis, la actual Cádiz, justamente en el extremos opuesto del Mediterráneo, lo más alejado posible de donde debía de ir. Tarsis era en aquella época el confín del mundo conocido.
Jonás es, en cierto sentido, un arquetipo de todos nosotros cuando, en vez de asumir la misión de ser agentes de restauración y reconciliación, rehuimos el compromiso y la responsabilidad y nos evadimos de…

NEGACIONES

Y Pedro dijo: Hombre, no sé lo que dices. Y en seguida, mientras él todavía hablaba, el gallo cantó.  Entonces, vuelto el Señor, miró a Pedro; y Pedro se acordó de la palabra del Señor, que le había dicho: Antes que el gallo cante, me negarás tres veces.  Y Pedro, saliendo fuera, lloró amargamente. (Lucas 22:60-62)
Si somos honestos todos hemos de reconocer un paralelismo real entre nosotros y Pedro. Sin duda, la negación del apóstol fue dramática y ha quedado registrada en las Escrituras. Los cuatro evangelistas dan buena cuenta de la misma. Este episodio en la vida de Pedro es un episodio de falsa confianza en sí mismo y derrota, pero, a la vez, de gracia y redención. Todos nosotros somos similares al apóstol y si somos sinceros hemos de reconocer que nuestra vida está llena de negaciones, de promesas incumplidas, de compromisos no honrados, de responsabilidades hacia el Señor y el prójimo pospuestas y nunca realizadas. Tal vez la única diferencia es que nuestras negaciones no son ta…

¿QUÉ CULTO ESPERA EL SEÑOR?

Lavaos, purificaos; apartad de mi vista todas vuestras fechorías; dejad ya de hacer el mal. Aprended a hacer el bien, tomad decisiones justas, restableced al oprimido, haced justicia al huérfano, defended la causa de la viuda. (Isaías 1:16-17)

Un viejo conocido me decía que debía leer la Biblia con ojos de fariseo. Con ello quería significar que debía acercarme a los pasajes de denuncia de la falsa religiosidad como si estuvieran escritos directamente para mí... no para los otros. En su opinión -y creo que tenía razón- la tendencia es a pesar que la Biblia habla para los demás; nosotros nos sentimos seguros en nuestra propia autocomplacencia y religiosidad y estos pasajes complicados, simplemente nos resbalan.
Dios por medio del profeta Isaías rechaza la adoración que Judá le ofrecía. Bien reglamentada, con seguridad fastuosa y que debía satisfacer la religiosidad de los practicantes. Sorprendentemente, el Señor les indica que la genuina espiritualidad pasa por un compromiso con el prój…

¿TÚ QUE HACES?

Cuando una mujer que llevaba un perfume muy caro en un frasco de alabastro se acercó a él y vertió el perfume sobre su cabeza mientras estaba sentado a la mesa.Esta acción molestó a los discípulos, que dijeron: — ¿A qué viene tal derroche?Este perfume podía haberse vendido por muy buen precio y haber dado el importe a los pobres. Pero Jesús, advirtiendo lo que pasaba, les dijo: — ¿Por qué molestáis a esta mujer? Lo que ha hecho conmigo es bueno.A los pobres los tendréis siempre entre vosotros, pero a mí no me tendréis siempre.Al verter este perfume sobre mí, es como si preparara mi cuerpo para el entierro. (Mateo 26: 7-12)
Este pasaje es curioso; sobre todo por la reacción de los discípulos que se sintieron molestos por la acción de la mujer. Consideraron que lo hecho por ella era un derroche habiendo tantas necesidades, tanta gente pobre. Me da la impresión que esto refleja una situación universal, a saber, que nosotros no hacemos nada pero somos muy gratuitos y ligeros a la hora de v…

MIRAR ATRÁS

Los que así se comportan demuestran claramente que están buscando una patria.Ahora bien, si lo que añoraban era la patria de la que salieron, a tiempo estaban de regresar a ella (Hebreos 11:14-15)
Este pasaje se refiere a los grandes héroes de la fe y al leerlo me he sentido retado profundamente por ellos. Siguieron al Señor dejando todo atrás y sin ningún tipo de añoranza. Buscaban algo mejor, se consideraban a sí mismos como peregrinos, gente en busca de una patria nueva y mejor. Como bien dice el anónimo escritor de Hebreos, si hubieran añorado aquella que dejaron siempre estaban a tiempo de volver a ella. 
¿Qué paralelismo tiene para nosotros los seguidores de Jesús? Él nos invita a seguirlo, a dejar la invitación de este mundo a amoldarnos y vivir según sus principios, valores y prioridades. Nos anima a no volver la vista atrás, advirtiéndonos que eso nos descalifica para ser constructores del Reino y agentes de restauración y reconciliación. Jesús no prometió que fuera fácil, pero…