Ir al contenido principal

Entradas

CONOCER EL LIBRO DE HEBREOS: JESÚS EL CARÁCTER DE DIOS

El hijo... imagen perfecta de su ser. (Hebreos 1:3)

En el Antiguo Testamento Dios advirtió acerca de no hacer imágenes de Él. Para mí, más peligrosas que las físicas son las mentales que nos generamos acerca de Dios. Estas nos provienen de nuestro contexto religioso y educación, pero, en ocasiones pueden ser tan distorsionadas que cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia. Por eso vale la pena comparar nuestras imágenes personales con Jesús, pues este, es la imagen perfecta de Dios. Si no hay coincidencia estamos equivocados.
William Barclay, de quien ya he hablado en varias ocasiones, lo explica del siguiente modo: "El autor considera a Jesús el "carakter" [imagen] de la misma esencia divina, de su sustancia, de su ser. Ahora bien, en griego "carakter" tiene dos acepciones; significa primera un sello y segundo, la marca o impresión que el sello deja en la cera. La impresión tiene la forma del sello y reproduce exactamente y en detalle su forma. Cu…
Entradas recientes

CONOCER EL LIBRO DE HEBREOS: JESÚS 3.0

Llegada la etapa final nos ha hablado por medio del Hijo... que siendo reflejo resplandeciente de la gloria del Padre e imagen perfecta de su ser, sostiene todas las cosas mediante su palabra poderosa. (Hebreos 1: 2--3)  
Jesús es la versión última y definitiva de Dios. El único autorizado para explicarnos cómo es el Padre; tiene todo el sentido pues, al fin y al cabo, el mismo Maestro afirmó que el Padre y Él eran la misma cosa y que verlo a Él es lo mismo que ver al Padre. Para mí esto tiene muchas implicaciones. La primera, previas versiones de Dios quedan superadas por la que nos presenta Cristo. Léase bien, no estoy diciendo que sean falsas, estoy afirmando que eran sesgadas y actualizadas por la visión que nos presenta Jesús. Segunda, cuando exista una contradicción aparente entre la presentación que de Dios se hace en el Antiguo y el Nuevo Testamento Jesús es el árbitro para decidir cuál es la más adecuada. Finalmente, si queremos entender cómo es Dios debemos mirar a Jesús, por…

CONOCER EL LIBRO DE HEBREOS

Dios habló en otro tiempo a nuestros antepasados por medio de los profetas, y lo hizo en distintas ocasiones y de múltiples maneras. (Hebreos 1:1)

No cabe duda que la revelación de Dios es progresiva. Escritores protestantes y católicos coinciden en afirmar que el Señor se fue mostrando en la medida en que el desarrollo de la conciencia humana iba evolucionando. Como afirma William Barclay, uno de mis escritores favoritos, "Dios no podría revelar más de lo que los hombres podrían entender". Salvando las distancias es lo mismo que nosotros hacemos con el proceso educativo, tanto de nuestros hijos como de la docencia académica. El conocimiento tiene que ser dosificado de forma gradual, en función de la capacidad de absorción del receptor. Por eso, el anónimo escritor de esta carta afirma que en el pasado Dios habló de múltiples maneras. Ciertamente, los diferentes escritores del Antiguo Testamento nos permitieron contemplar retazos del Señor. Cada uno de ellos enfatizó aquello …

EL PROBLEMA DEL DOLOR Y EL SUFRIMIENTO: SEMEJANTE A NOSOTROS

Por eso tenía que ser en todo semejante a los hermanos, ya que de otra manera no podría ser un sacerdote compasivo y fiel en las cosas que se refieren a Dios, ni podría obtener el perdón de los pecados del pueblo. Precisamente porque Él mismo fue puesto a prueba y soportó el sufrimiento puede ahora ayudar a quienes están siendo probados. (Hebreos 2:17-18)

Es muy probable que todos nosotros hayamos experimentado esa terrible sensación de no ser entendidos por nuestro interlocutor cuando pasamos por momentos de dificultad. Lo intentan, se esfuerzan en ello, tratan de mostrarnos empatía pero no pueden transmitirlo porque nunca han estado allí, no han vivido lo que estamos viviendo. A menudo, no saben qué decirnos y cuando tratan de consolarnos sus palabras suenan, aunque bienintencionadas, vacías, no nos alcanzan, no pueden conectar con nuestro dolor y sufrimiento. 
No sucede lo mismo con Jesús. El anónimo escritor del libro de los Hebreos nos indica que si Jesús tenía que ser el hermano m…

EL PROBLEMA DEL DOLOR Y EL SUFRIMIENTO: CONSUELO

Bendito sea Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo, Padre misericordioso y Dios que siempre consuela.Él es el que nos conforta en todos nuestros sufrimientos de manera que también nosotros podamos confortar a los que se hallan atribulados, gracias al consuelo que hemos recibido de Dios.Porque, si bien es cierto que como cristianos no nos faltan sufrimientos, no lo es menos que Cristo nos colma de consuelo. (2 Corintios 1:3-5)

Es importante considerar las palabras del apóstol. En primer lugar, Dios no nos libra del sufrimiento. Es más, Pablo afirma que como cristianos no nos falta el mismo. Por tanto, es iluso pensar que nos librará, que es su responsabilidad o que es nuestro derecho. El segundo lugar, el Señor nos consuela en medio del sufrimiento. El compromiso del Padre no es librarnos de este, sino acompañarnos en el mismo ofreciendo consuelo que es un alivio y descanso de la pena. En tercer lugar, somos consolados para poder consolar a otros. No podemos ni debemos quedarnos centra…

EL PROBLEMA DEL DOLOR Y EL SUFRIMIENTO: LA ESCUELA DE DOLOR

Y aunque era Hijo, aprendió en la escuela del dolor lo que cuesta obedecer. (Hebreos 5:8)

Yo no creo que Dios envíe el dolor y el sufrimiento, aunque respeto, como no podría ser de otra manera, a aquellos que si lo afirman. Sin embargo, si que estoy convencido de que existen en la vida pocas escuelas tan valiosas en nuestro desarrollo como seres humanos, incluida, por supuesto, la dimensión espiritual, como el dolor y el sufrimiento. Ambos tienen la capacidad de llamar nuestra atención de manera pertinaz. No nos hablan, nos gritan y exigen atención y, si se la prestamos, pueden ser increíbles maestros como lo fueron, tal y como nos indica, el pasaje de Hebreos. Se le atribuye a uno de los históricos reformadores protestantes esta frase: "Dios susurra en los placeres y nos grita en los dolores". 
William Barclay, el conocido erudito bíblico, comenta así este pasaje: "Dios habla al hombre en las múltiples experiencias de la vida y no menos en las que ponen a prueba lo íntim…

EL PROBLEMA DEL DOLOR Y EL SUFRIMIENTO: CUANDO EL SUFRIMIENTO ES UNA OPCIÓN

Porque más vale sufrir, si así lo quiere Dios, por hacer el bien, que por hacer el mal (1 Pedro 3:17)

No conozco a nadie a quien le guste el sufrimiento. Si alguien piensa que a un masoquista sí, no olvide que para esa persona es fuente de placer. Por tanto, lo que persigue es esto último aunque su medio de lograrlo pueda resultar chocante. Hay un sufrimiento que es el resultado de nuestras decisiones u omisiones. Simplemente, siguiendo el principio bíblico, todo aquello que sembramos es lo que después segaremos. El Pentateuco afirma que nuestro pecado, más tarde o más temprano, nos alcanzará. Puede resultar difícil sobrellevar ese sufrimiento y cuando llega es normal que lo lamentemos. Sin embargo, nuestra mente entiende que existe una causa efecto en aquello que estamos experimentando.
Pero hay un sufrimiento que es opcional. No estoy hablando del que elige el masoquista y ya mencioné anteriormente. Me refiero a aquel que sería totalmente evitable simplemente si decidiéramos actuar de…