Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de septiembre 28, 2018

TENTACIÓN

Y es que cuanto hay de malo en el mundo -pasiones carnales, turbios deseos y ostentación orgullosa-, procede del mundo y no del Padre. Pero el mundo y sus pasiones se desvanecen; sólo el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre. (1 Juan 2:16-17)

Si el pecado no tuviera un cierto atractivo la tentación carecería de sentido. El problema con el pecado es que promete lo que no puede dar; mejor dicho da lo contrario de lo que promete. Cuando Eva miró el fruto prohibido comprobó que era hermoso, delicioso, apetecible. Ciertamente escondía la muerte en su seno, pero cautivaba los sentidos. Creo que miente quien afirme que no siente un determinado grado de atracción por el mundo, es decir, por la alternativa a la cruz que nos ofrece la sociedad en la que vivimos. Si no fuera así ¿Qué sentido tendrían las advertencias de Juan y el resto de los escritores del Nuevo Testamento acerca de la batalla del seguidor de Jesús contra el pecado? ¿Qué sentido tendrían las palabras de Juan cuando…