Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de junio 18, 2015

JOEL/ MI ESPÍRITU/ JOEL 3

Derramaré mi espíritu sobre todo ser humano: vuestros hijos e hijas profetizarán, soñarán sueños vuestros ancianos, y vuestros jóvenes verán visiones. También sobre los siervos y las siervas derramaré mi espíritu en aquellos días (Joel 3:1 y 2)

Pedro en su discurso el día de Pentecostés asocia lo sucedido, es decir el derramamiento del Espíritu Santo, con lo anunciado por el profeta Joel en estos versículos que acabo de reproducir. 
Una de las realidades más importantes de la fe cristiana es que Jesús vive en el corazón de cada uno de sus seguidores por medio de su Espíritu Santo. Cuando el Maestro de Nazaret vivía en esta tierra estaba, como cualquiera de nosotros, limitado por el espacio y el tiempo. Si estaba en Jericó no podía estar al mismo tiempo en Jerusalén. Recordemos que, precisamente, las hermanas de Lázaro le echaron en cara no haber estado en Betania para salvar a su hermano. 
Si el Jesús resucitado viviera físicamente entre nosotros estas limitaciones continuarían presentes…