Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de junio 26, 2010

HAMBRE Y SED

JUAN 6: 34-59

Continúa el diálogo entre los que buscaban a Jesús y el Maestro. Ellos siguen empeñados en que Jesús satisfaga sus necesidades, legítimas por otra parte, de ser alimentados. Jesús, sin embargo, quiere señalarles necesidades de otro tipo, más profundas, más importantes, más prioritarias.

En este contexto hace la siguiente afirmación:

El que viene a mí, jamás tendrá hambre; el que cree en mí, jamás tendrá sed.

Sin duda Jesús no está hablando del hambre o la sed física, sino de aquella hambre y sed de propósito, de sentido en la vida, de realización, de contribución, de que, en definitiva, la vida valga la pena ser vivida.

Pienso en mí mismo. Muchas veces me acerco a Jesús para que satisfaga aquellas necesidades que considero importantes o, muchas veces, simplemente acuciantes, olvidándome que Él siempre quiere ir a la raíz de los problemas, de las situaciones y las necesidades. El asunto es que, en ocasiones, eso puede ser doloroso y mi tendencia es mejor trabajar con lo supe…