Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de abril 30, 2014

DEUTERONOMIO PARTE III/ EL CÓDIGO DEUTERONÓMICO/ CAPÍTULO 23

No serán nunca admitidos en la asamblea del Señor los amonitas ni los moabitas, ni ninguno de sus descendientes, ni aún después de la décima generación. (Deuteronomio 23:4)

No puede ser expresado con mayor claridad y contundencia. Esos dos grupos étnicos quedan excluidos a perpetuidad de la asamblea del Señor, es decir, de su pueblo, de su gente, así lo marca la Ley del Señor y esta debe ser cumplida.
Sin embargo, como nos dice el evangelio de Juan en su prólogo, la Ley vino por medio de Moisés pero la gracia nos llega por medio de Jesús. No deja de ser curioso, más bien yo diría intencional, que en la genealogía del Maestro, tal y como se nos muestra en el evangelio de Mateo, aparezcan únicamente tres mujeres y, una de ellas es Ruth, la moabita. Las otras dos son una prostituta, Rahab y una adúltera, Betsabé ¡Bonito pedigrí!
Lo que quiero decir es que la gracia supera con creces a la Ley y los que por medio de ella quedaban vetados por la gracia se les abren las puertas de par en par. L…