Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de septiembre 4, 2017

JESÚS, ACOGE

Y volviéndose a la mujer, dijo a Simón: — Mira esta mujer. Cuando llegué a tu casa, no me ofreciste agua para los pies; en cambio, ella me los ha bañado con sus lágrimas y me los ha secado con sus cabellos.Tampoco me diste el beso de bienvenida; en cambio ella, desde que llegué, no ha cesado de besarme los pies.Tampoco vertiste aceite sobre mi cabeza; pero ella ha derramado perfume sobre mis pies.Por eso te digo que, si demuestra tanto amor, es porque le han sido perdonados sus muchos pecados. A quien poco se le perdona, poco amor manifiesta. Luego dijo a la mujer: — Tus pecados quedan perdonados. Los demás invitados comenzaron, entonces, a preguntarse a sí mismos: “¿Quién es este, que hasta perdona pecados?”.Pero Jesús dijo a la mujer:— Tu fe te ha salvado. Vete en paz. (Lucas 7:44-50)

La iglesia institucional cada día tiene menos crédito a ojos de un número cada vez mayor de sectores de nuestra sociedad. Uno de los reproches que comúnmente se levantan contra ella es su carencia de un…