Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de diciembre 5, 2013

ÉXODO PARTE III/ LOS ACONTECIMIENTOS DEL SINAÍ/ CAPÍTULO 40

A lo largo del tiempo que duró la travesía, la nube permanecía durante el día sobre el tabernáculo y durante la noche alumbraba como fuego a la vista de todo el pueblo.
El tabernáculo era simplemente una tienda de campaña gigante. Posteriormente, el templo, fue únicamente un gran edificio más o menos majestuoso según sus épocas -Salomón, la vuelta del exilio, la época de Herodes-, lo que confería un carácter especial, singular, único a ambas estructuras era la presencia del Señor en las mismas.
El tabernáculo era tan sólo un símbolo de la presencia del Señor en medio de su pueblo y la nube era la evidencia de que esa presencia era real, que Dios estaba allí con ellos. Sin esa evidencia, como indicaba antes, el tabernáculo sería simplemente una ingeniosa estructura móvil.
La lectura de este capítulo final del libro de Éxodo me hacía pensar en cuáles son las evidencias actuales de la presencia del Señor en medio de su pueblo y, más concretamente, en mi propia vida. Jesús, a quien seguimos,…