Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de octubre 4, 2016

SALMO 8/ ¿QUÉ ES EL HOMBRE?

Miro el cielo, obra de tus dedo, la luna y las estrellas que has fijado, ¿qué es el ser humano para que te acuerdes de él, el hombre para que de él te ocupes? (Salmo 8:5)

La gracia de Dios, no solamente es escandalosa, es también absurda; no tiene ningún sentido que el Señor haya escogido a una persona como yo; no hay nada valioso ni digno para aceptarme como hijo suyo. El apóstol Pablo lo afirmaba con rotundidad cuando nos decía en la carta a los corintios que Dios ha escogido a lo vil, a lo menospreciado y carente de valor a los ojos de la sociedad. Tiene toda la razón porque cuando me miro a mí mismo no puedo comprender, no puedo procesar el porqué de mi elección, rompe todas las leyes de la lógica y del sentido común; seamos realistas ¡Yo no me escogería a mí mismo! No lo haría porque soy demasiado consciente de cómo soy, me conozco excesivamente bien a mí mismo.
Pero la elección de Dios, su deseo de relacionarse con la humanidad todavía contrasta más cuando tenemos esos pocos pero …