Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de noviembre 26, 2010

SALMO 94. DIOS NO ES AJENO PERO AVECES LO PARECE

Pero el Señor será my baluarte, Dios, mi roca de refugio, les pagará su iniquidad, los aniquilará por sus maldades; el Señor nuestro Dios los aniquilará.

Este salmo comienza proclamando que Dios es un Dios de justicia. A continuación afirma cómo los necios olvidan esta realidad, incluso afirman que el Señor ni oye ni ve y, por tanto, pueden entregarse tranquilamente a todo tipo de injusticias y opresiones contra los más débiles, especialmente los más débiles, aquellos que están desvalidos y no hay quién los pueda amparar y defender sus derechos.
Después, como tantas otras veces, el salmista afirma que se hubiera desanimado del todo ante tanta injusticia, dolor y sufrimiento si no se hubiera parado a considerar el carácter del Señor y que, a pesar de su aparente indiferencia, habrá un día en que se encargará de hacer justicia y todo saldrá a la luz y será juzgado. Es precisamente, esa seguridad, la que lleva al poeta a culminar su salmo con las palabras encabezadoras de esta reflexión.
El sal…