Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de noviembre 22, 2016

SALMO 47/ CANTAD PORQUE...

Cantad para Dios, cantad, cantad para nuestro rey, cantad, porque... (Salmo 47:7)

Al leer este salmo lo he visto como una invitación a encontrar mis propios motivos por los cuales puedo y debo cantar, aclamar, reconocer y celebrar a mi Dios. Yo quiero completarlo con la gracia del Señor hacia mí; esa aceptación incondicional que me permite, no sólo tener una relación personal con el Dios que ha creado y mantiene el universo -algo totalmente incomprensible para mí-, sino poder cargar día tras día con mi humanidad afectada por el pecado, tarada y llena de contradicciones entre aquello a lo que aspiro y la realidad que tantas veces vivo.  La letra de la canción de Jesús Adrían Romero refleja muy bien lo que el salmo ha suscitado en mi mente:
Qué sería de mí si no me hubieras alcanzado 
Dónde estaría hoy si no me hubieras perdonado 
Tendría un vacío en mi corazón 
Vagaría sin rumbo, sin dirección 

Si no fuera por tu gracia y por tu amor 

Sería como un pájaro herido que se muere en el suelo 
Sería…