Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de noviembre 10, 2010

SALMO 79. ¿QUÉ HACER CON EL PECADO?

Socórrenos, Dios Salvador nuestro,
por el honor de tu nombre;
líbranos y perdona nuestros pecados,
en atención a tu nombre.


La lectura de este salmo nos indica que fue compuesto en el contexto del asedio, caída, destrucción de Jerusalén y del templo y el posterior destierro. Las diferentes estrofas ilustran distintos aspectos de este episodio dramático y traumático de la historia del pueblo de Dios.

La primera, describe la destrucción y desolación total de la ciudad santa. La segunda, pregunta al Señor ¿hasta cuando estará enojado con su pueblo? ya que el escritor es consciente que ha sido el pecado de Israel el que ha provocado la justa retribución de Dios.

La tercera, muestra un reconocimiento del pecado y una petición de perdón. El pueblo no desea continuar siendo avergonzado por sus enemigos. La última, como en tantos otros salmos, hay una petición de castigo hacia los paganos.

Nada más leerlo y, probablemente, porque Dios me ha estado hablando en varias ocasiones estos días acerca de mi…