Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de mayo 12, 2019

SOMOS MEJORES QUE JESÚS

La mujer samaritana le contesta: ¡Cómo! ¿No eres tu judío? ¿Y te atreves a pedirme de beber a mí que soy samaritana? (Juan 4:9)

Al entablar relación con esa mujer Jesús estaba rompiendo tres grandes barreras. La primera, es la barrera racial. Los samaritanos eran despreciados por los judíos como una raza de bastardos que no eran racialmente puros; eran la mezcla de gentiles y los pocos judíos dejados en Palestina después de las diferentes deportaciones de asirios y babilonios. Pero ese rechazo étnico tenía también tintes religiosos. Los samaritanos, a pesar de creer en el Dios de Israel, no eran considerados parte de la comunidad del pueblo elegido, no eran, por decirlo de algún modo lo suficientemente ortodoxos. Era tal el desprecio que un judío tenía hacia un samaritano que, salvo que la urgencia lo exigiera, una persona viajando de Judea a Galilea prefería pasar por el territorio gentil del otro lado del Jordán antes que contaminarse cruzando Samaria. 
La segunda, es una barrera de g…