Ir al contenido principal

Entradas

PARÁBOLAS, LA PERLA

También puede compararse el reino de los cielos a un comerciante que busca perlas finas. Cuando encuentra una de mucho valor. Va a vender todo lo que tiene y la compra. (Mateo 13:45 y 46)

Las perlas eran muy codiciadas en la época de Jesús, por tanto, la parábola tenían sentido y significado para sus oyentes. Al leerla lo que me ha llamado la atención es la palabra buscar. El comerciante del que se habla en la historia era muy activo e intencional en la búsqueda de perlas. La intencionalidad es un acto de voluntad que va orientado a la consecución de algo que se ha identificado como importante, necesario, significativo. Encontró porque buscó, y eso trae a la mente las palabras dichas por el propio Jesús: "buscad, llamad y pedid". Estas tres acciones responden a una determinación e intencionalidad. Es la invitación de Jesús con respecto al Reino. El comerciante halló aquello que buscaba y, consecuentemente, vendió todo lo que tenía a fin de poder adquirir aquello que era tan v…
Entradas recientes

PARÁBOLAS, TESOROS ESCONDIDOS

El reino de los cielos puede compararse a un tesoro escondido en un campo. El que lo encuentra, lo primero que hace es esconderlo de nuevo; luego, lleno de alegría, va a vender todo lo que tiene y compra aquel campo. (Mateo 13:44)

El poder de las parábolas reside en su capacidad de generar poderosas imágenes mentales en los oyentes; apelan a realidades que las personas vivían y con facilidad podían hacer una conexión espiritual. Encontrar un tesoro en las tierras que habitó Jesús no era tan descabellado como a nosotros, que tenemos entidades bancarias, nos puede parecer. La tierra de Israel fue lugar de paso y conflicto de los principales imperios mundiales. Egipcios, asirios, babilonios, persas, griegos y romanos se disputaron una y otra vez esas  tierras. Los saqueos de la población local eran constantes y, a menudo, enterrar los bienes era la única manera de protegerlos de la rapiña de los diferentes ejércitos. Existían incluso usos y costumbres acerca de la propiedad de los tesoros…

PARÁBOLAS, LEVADURA

También les dijo: El reino de los cielos puede compararse a la levadura que toma una mujer y la mezcla con tres medidas de harina para que fermente toda la masa. (Mateo 13:33)

Una pequeña porción de levadura tiene la capacidad de hacer fermentar toda la masa. Jesús utiliza esta parábola que era perfectamente comprensible para todos sus oyentes. En todas las casas de Palestina este proceso se repetía una y otra vez y, por tanto, las palabras del Maestro tenían la capacidad de generar poderosas imágenes mentales en los oyentes. Las personas podían reproducir en sus mentes el proceso de una ínfima cantidad de levadura produciendo una imperceptible pero continuada influencia sobre la masa de harina hasta hacerla fermentar. 
Jesús afirma que así trabaja el Reino de Dios, de una forma callada y a menudo imperceptible ejerciendo una influencia sobre su entorno. Miremos las sociedades desarrollados en las que nos ha tocado vivir. Tenemos sistemas de educación y sanidad pública, leyes, derechos …

PARÁBOLAS, SEMILLA DE MOSTAZA

También les contó Jesús esta otra parábola: — El reino de los cielos puede compararse al grano de mostaza que el labrador siembra en el campo.Se trata, por cierto, de la más pequeña de todas las semillas, pero luego crece más que las otras plantas y llega a hacerse como un árbol, hasta el punto de que en sus ramas anidan los pájaros. (Mateo 13:31-32)
Mateo, Marcos y Lucas hacen referencia a esta parábola en sus evangelios. Los dos primeros enfatizan lo pequeño de la semilla. Lucas no hace ninguna referencia a este detalle y da más énfasis al refugio que supone el árbol crecido para los pájaros. Desde el punto de vista de la naturaleza la semilla de la mostaza no es la más pequeña de todas las existentes; esto, sin embargo, no es el punto que debe centrar nuestra atención, sino cómo el humilde comienzo del Reino con un predicador itinerante y un puñado de discípulos sin excesiva formación teológica y fuerte oposición desde los estamentos religiosos de su época ha llegado a convertirse en…

PARÁBOLAS, LA RED

Sucede también con el reino de los cielos como con la red que se echa al mar y recoge toda clase de pescado.Cuando la red se llena, los pescadores la sacan a la playa, donde se sientan a escoger el pescado; guardan el bueno en canastas y tiran el malo. (Mateo 13:47-48)
Dios no hace acepción de personas; eso nos enseña claramente la Escritura. Los seres humanos lo hacemos constantemente. Los judíos despreciaban a los que no lo eran. Entre ellos mismos despreciaban a aquellos que eran considerados impuros. Los cristianos de origen judío discriminaban a los de origen gentil y trataban de que vivieran y pensaran como ellos. Entre las iglesias había distinciones entre ricos y pobres que Pablo y Santiago condenan abiertamente. Todo lo contrario a como Jesús, Dios hecho ser humano, actuó. Alabó la fe de personas gentiles, incluso de los odiados invasores romanos. Se juntó y admitió en su círculo de discípulos a mujeres. Sus relaciones con personas pecadoras y de mal vivir era notoria e inclus…

PARÁBOLAS, TRIGO Y CIZAÑA

Jesús les contó después esta otra parábola: — El reino de los cielos puede compararse a un hombre que había sembrado buena semilla en su campo.25 Pero mientras todos dormían, llegó su enemigo, sembró cizaña entre el trigo y se marchó.26 Cuando el trigo germinó y se formó la espiga, apareció también la cizaña.27 Los criados se dirigieron entonces al amo del campo y le dijeron: “Señor, ¿cómo es que hay cizaña en el campo, si la semilla que sembraste era buena?”.28 El amo les contestó: “Alguien que no me quiere bien ha hecho esto”. Los criados le propusieron: “Si te parece, iremos a arrancar la cizaña”.29 Pero él les dijo: “No lo hagáis ahora, no sea que, por arrancar la cizaña, arranquéis también el trigo.30 Dejadlos crecer juntos hasta el tiempo de la siega. Entonces encargaré a los segadores que corten primero la cizaña y la aten en manojos para quemarla, y que luego guarden el trigo en mi granero”. (Mateo 13:24-30)
Sembrar un campo de trigo con cizaña era una acción deleznable y una ma…

PARÁBOLAS, LA SEMILLA QUE CRECE POR SÍ SOLA

También dijo: — Con el reino de Dios sucede lo mismo que con la semilla que un hombre siembra en la tierra:27 tanto si duerme como si está despierto, así de noche como de día, la semilla germina y crece, aunque él no sepa cómo.28 La tierra, por sí misma, la lleva a dar fruto: primero brota la hierba, luego se forma la espiga y, por último, el grano que llena la espiga.29 Y cuando el grano ya está en sazón, en seguida se mete la hoz, porque ha llegado el tiempo de la cosecha. (Marcos 4:26-29)
Una semilla crece porque tiene el potencial en sí misma para hacerlo. En aquella época el campesino que sembraba no tenía ni la más remota idea de los mecanismos que hacían que aquella semilla depositada en el suelo pudiera producir el fruto que después recogería. Ahora los conocemos perfectamente, sin embargo, en los tiempos de Jesús aquello era un auténtico misterio, entendiendo por tal algo que va más allá de lo que la razón puede procesar. Todavía existen muchos misterios en nuestro mundo cientí…