Ir al contenido principal

Entradas

MISIÓN

Porque he sido yo quien ha elegido a ese hombre como instrumento para que anuncie mi nombre a todas las naciones, a sus gobernantes y al pueblo de Israel. (Hechos 9:15)

El encuentro de Jesús con Saulo tuvo tintes realmente dramáticos; por eso ha quedado en el acerbo popular la expresión: "camino de Damasco" para expresar los cambios que son drásticos y radicales en la vida de una persona. Este encuentro significó para Saulo un antes y un después en su existencia.  Dos cosas lo ponen de manifiesto, su cambio de nombre y su misión, ésta última aparece reflejada en el pasaje del libro de Hechos. De perseguidor de la iglesia a vocero del Reino de Dios entre los no judíos, las personas de cultura greco-romana en todo el imperio.
Tal vez nuestra conversión no tuvo los tintes espectaculares que tuvo la del apóstol, sin embargo, si tiene algo en común con ella, a saber, la misma nos ha dado una misión que llevar a cabo: ser agentes de restauración y reconciliación en y para un mundo r…
Entradas recientes

HOY LA SALVACIÓN HA LLEGADO A ESTE CASA

Zaqueo, por su parte, se puso en pie y, dirigiéndose al Señor, dijo: — Señor, estoy decidido a dar a los pobres la mitad de mis bienes y a devolver cuatro veces más a los que haya defraudado en algo. Entonces Jesús le dijo:— Hoy ha llegado la salvación a esta casa, pues también este es descendiente de Abrahán.En efecto, el Hijo del hombre ha venido a buscar y salvar lo que estaba perdido. (Lucas 19:8-10)

La manera en que entiendo la salvación determina cómo la vivo. Hay una idea muy generalizada que la salvación es única y casi exclusivamente un tema de índole espiritual. Por tanto, experimentarla significa cambiar de muerte a vida en la dimensión espiritual; nuestros pecados son perdonados, vamos al cielo y tenemos que adoptar unos determinados hábitos religiosos y/o de santidad. A menudo, esta visión reduccionista de la salvación trae consigo el que muchas de las áreas de la vida de una persona queden inalteradas. Sobre la antigua personalidad se da una capa de barniz religioso.
Zaque…

EN BUSCA

Habiendo entrado Jesús en Jericó, iba pasando por la ciudad. Y sucedió que un varón llamado Zaqueo, que era jefe de los publicanos, y rico, procuraba ver quién era Jesús; pero no podía a causa de la multitud, pues era pequeño de estatura. Y corriendo delante, subió a un árbol sicómoro para verle; porque había de pasar por allí. (Lucas 19:1-4)
Pienso que Zaqueo era un hombre acostumbrado a conseguir lo que quería y no iba a arredrarse simplemente porque su corta estatura y la falta de cooperación de las multitudes -normal por otra parte, ya que él era un odiado recaudador de impuestos al servicio del ocupante romano- se lo impidieran. Así pues, ni corto ni perezoso, corrió adelante del camino y se subió a un árbol desde el cual nadie le podría impedir ver a Jesús. Ese era su deseo y nada ni nadie se iba a interponer en ello.
Para mí Zaqueo es un ejemplo de dos cosas claras: La primera, intencionalidad en buscar a Jesús. Al Maestro hay que buscarlo. Él siempre está dispuesto a dejarse enc…

PROMESAS ROTAS

¿NACER DE NUEVO?

Pues yo te aseguro que sólo el que nace de nuevo podrá alcanzar el reino de Dios. (Juan 3:3)

Estas palabras se las dijo Jesús a Nicodemo, un fariseo, un hombre de una profunda espiritualidad y compromiso con Dios y su Ley. Si alguien podía sentirse seguro y orgulloso de su religiosidad era Nicodemo. Sin embargo, debía de tener una clara conciencia de que a pesar de todo algo le faltaba y esa carencia le empujó a verse con el Maestro. Siendo su interlocutor un fariseo y teniendo conocimiento como lo tenía del corazón de las personas, Jesús sabía perfectamente cuál era la necesidad de aquel hombre. De entrada le presentó su carencia y necesidad: nacer de nuevo.
Jesús le estaba diciendo -y por extensión a cada uno de nosotros- que la religiosidad no es suficiente para entrar en el reino de Dios. Es preciso una experiencia transformadora, un salto cuántico espiritual que nos adentra en una nueva dimensión y que por su naturaleza sólo puede ser comparado con un nuevo nacimiento, una nueva vi…

OFUSCADOS

Conversando y discutiendo entre ellos, Jesús mismo se les acercó y se puso a caminar a su lado.Pero tenían los ojos tan ofuscados que no lo reconocieron. (Lucas 24: 15-16)

No sabemos cuánto tiempo aquellos discípulos que iban camino de Emaús habían pasado con Jesús previamente a su muerte en la cruz. Sin embargo, es notorio, por lo que nos indica el contexto del pasaje que el Maestro no les era desconocido. Sin embargo, cuando se acercó a ellos no lo pudieron reconocer. ¿La razón? El pasaje nos lo explica con claridad, el ofuscamiento, que es definido como una oscuridad de la mente que impide percibir con claridad la realidad. Sin duda las emociones relacionadas con la muerte de Jesús y su repentina desaparición de la escena habían generado ese ofuscamiento.
Esto me ha llevado a pensar en cuántas ocasiones me he encontrado en situaciones similares. Las circunstancias, sus retos, necesidades, exigencias me han llevado al ofuscamiento, a estar tan centrado en las mismas que he perdido de …

CURIOSIDAD