Ir al contenido principal

Entradas

CRISTIANISMO ESENCIAL Y 8

Vosotros tenéis que ser perfectos, como es vuestro Padre celestial. (Mateo 5:48)

Un requerimiento prácticamente imposible, ser perfectos como Dios lo es. Tal vez para no desanimarlos y poderlo vivir en el día a día, vale la pena entender cuál es el significado de esta expresión en su contexto. Comencemos explicando lo que no es. Jesús no nos está pidiendo que tengamos una perfección moral, que seamos intachables, sin mancha, sin pecado, con la misma santa intensidad que Dios Padre tiene. No solamente no es lo que pide, sino que es algo que tampoco podríamos dar debido a que hemos sido, como tantas veces hemos repetido, afectados por el pecado.
La expresión griega que se utiliza en el evangelio de Mateo viene a indicar que algo es perfecto cuando está cumpliendo el fin o propósito para el cual fue creado. Es decir, un teléfono celular es perfecto -siempre según el término griego- cuando nos permite hacer llamadas telefónicas. Un automóvil es perfecto en tanto y en cuanto nos permite tras…
Entradas recientes

CRISTIANISMO ESENCIAL 7

Nosotros somos creación de Dios. Por nuestra unión con Jesucristo, nos creó para que vivamos haciendo el bien, lo cual Dios ya había planeado desde antes. (Efesios 2:10)

Dios nos creó para que vivamos haciendo el bien, algo que había planeado desde que tú y yo ni siquiera existiéramos. Hemos sido creado por un destino, un propósito, un sentido, una misión. El reto para nosotros es averiguar de qué modo lo llevamos a cabo, lo cumplimos, lo realizamos en los diferentes ámbitos de nuestra vida y a través de las diferentes etapas de la misma. No le demos más vueltas; si no vivimos practicando el bien vivimos mal. No estamos alineados con el plan de Dios sino más bien alienados del mismo. Vivimos, por más cultos a los que asistamos, sermones que nos traguemos, actividades cristianas en las que participemos, y canciones que cantemos, total y absolutamente al margen de la voluntad del Señor porque, no lo digo yo, lo dice Él a través del apóstol Pablo, para eso hemos sido creados. Resuenan en …

CRISTIANISMO ESENCIAL 6

Fue él quien se entregó por nosotros a fin de liberarnos de toda maldad y de prepararse un pueblo limpio y elegido, totalmente entregado a la práctica del bien. (Tito 2:14)

Amar al prójimo, como ya vimos, es buscar su bien en todas sus dimensiones, espiritual, por supuesto, pero también material, físico, emocional, intelectual, social, económico y un etcétera tan largo como tengas la capacidad de pensar. Con excesiva frecuencia hemos olvidado que esto forma parte del propósito de nuestra salvación. Hacemos énfasis acerca de qué hemos sido salvados -el pecado y la muerte eterna-; pero no hacemos tanto hincapié en para qué hemos sido rescatados. Y cuando lo hacemos, es de forma sesgada y limitada, para ir al cielo. No es eso lo que enseña la Escritura. Tomemos como ejemplo tan sólo el pasaje de Tito que encabeza este comentario. No puede ser más claro, directo y contundente. Fija tu atención en la expresión "A FIN DE" Nos habla de propósito, destino, sentido y no es otro que fo…

CRISTIANISMO ESENCIAL 5

Y el segundo es: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. No hay ningún mandamiento mayor que estos. (Marcos 12:28-31)

Resumiendo, el cristianismo esencial comienza con un Dios que desea serlo de todas y cada una de las áreas de nuestra vida. Continúa con amarlo con su lenguaje singular del amor, la obediencia. Añadimos que los mandamientos del Señor no son ni arbitrarios ni caprichosos; tienen como finalidad protegernos y bendecirnos porque son un reflejo de su carácter. Por decirlo de alguna manera, la primera parte del cristianismo esencial tiene que ven con la dimensión vertical, Dios. La segunda parte está relacionada con la dimensión horizontal, mi prójimo. Comencemos a acercarnos a ella.
Cuando la Biblia nos pide que amemos a otros, incluso a nuestros enemigos, utiliza la palabra griega agape. Agape no es un sentimiento, es un acto de la voluntad de buscar el bien del otro, del amado. No buscamos ese bien  como consecuencia de lo que sentimos; sino más bien, en la mayoría de las ocas…

CRISTIANISMO ESENCIAL 4

Porque este es el amor de Dios: que guardemos sus mandamientos, y sus mandamientos no son gravosos. (1 Juan 5:3)

En el anterior comentario vimos que la forma en que expresamos amor a Dios es por medio de la obediencia. Sin embargo, la obediencia no tiene buena prensa, buena fama. Por diferentes razones es percibida como algo negativo, a evitar, algo que produce en nosotros una reacción hostil. Imagino que las experiencias personales que hemos vivido, la manera en que la obediencia era tratada en el ambiente cultural en el que crecimos han determinado nuestra forma única y singular de relacionarnos con ella. No obstante, afirmaría que, en general, la humanidad tiene un serio problema con la obediencia a Dios. 
Y no hay seguimiento de Jesús sin obediencia, por tanto, es importante para nosotros tener una clara, correcta y bíblica concepción de los mandamientos de Dios. Mi opinión es que los mismos tienen dos grandes propósitos, bendecir y proteger. Si vamos al libro de Génesis, vemos que …

CRISTIANISMO ESENCIAL 3

Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu inteligencia y con todas tus fuerzas. (Marcos 22:37)

Hasta ahora hemos visto que Dios es uno y desea ser la fuente dominante de cada una de las áreas de tu vida. Él no tiene interés en serlo únicamente de "tu vida religiosa". El segundo principio del cristianismo esencial es amar a Dios. Esto es un poco peliagudo, complicado, difícil de definir. Este es el reto que me propongo, clarificarlo. Por educación cultural, la mayoría de nosotros asociamos el amor con sentimientos positivos hacia el otro. Consecuentemente, el amor al Señor pasaría por una serie de emociones y sentimientos positivos hacia Él. Es por esta razón que he usado la ilustración de un santo en éxtasis, como si eso fuera la máxima expresión de amor por el Salvador. Desde esta perspectiva del amor ¿Quién puede afirmar que no ama a Dios? Cierto que, de tanto en tanto, si la vida nos da un revés, podemos experimentar cierta frustración, des…

CRISTIANISMO ESENCIAL 2

El Señor, nuestro Dios, es el único Dios. (Marcos 12:29)

El primer principio del cristianismo esencial es que el Señor es el único Dios. Jesús está simplemente citando la Shema (Deuteronomio 6:4), que es el verdadero credo del judaísmo. Un amigo mío, judío que decidió seguir a Jesús y un gran pensador de la fe cristiana, afirmaba que aquellos que no provenimos de un contexto judío no acabamos de entender en su totalidad la profundidad de esta afirmación. La limitamos, según su acertada opinión, a considerarla únicamente una gran afirmación de monoteísmo en contraste con el politeísmo que vivían los pueblos que rodeaban Israel. Nos aceramos a ella como un concepto teológico. 
Según me explicaba, todo eso es cierto, sin embargo hay mucho más implícito en ella. Los pueblos que rodeaban Israel tenían diversos dioses que regían cada una de las facetas de la vida de sus habitantes. Habían deidades familiares. Cada ciudad tenía su dios protector. Había dioses y diosas que regían los ciclos de …