Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de abril 18, 2020

LA FE EN LOS TIEMPOS DEL CORONAVIRUS: LA CRUZ

Si alguno quiere ser discípulo mío, deberá olvidarse de sí mismo, cargar con su cruz cada día y seguirme. (Lucas 9:23)

Dios nos ha bendecido tanto que hemos olvidado la cruz en la vida cristiana. Tal vez pensamos en ella como el símbolo del sufrimiento que Cristo tuvo que padecer para hacer posible nuestra salvación. Nos sentimos maravillados, asombrados y agradecidos por ello. Sin embargo, tal vez no tenemos tan en cuenta que la cruz no es, únicamente, el centro de la salvación, lo es también del discipulado, del seguimiento del Maestro de Nazaret, quien nos enseña que no puede haber vida cristiana sin tener presente, no de tanto en tanto, sino cada día la cruz en nuestra vida cotidiana.
Yo llevo una cruz de plata alrededor de mi cuello, pero es evidente de que no es eso de lo que habla Jesús ¡Ojalá fuera tan sencillo! Todos sabemos que la cruz trae asociaciones de sacrificio, entrega, renuncia e incluso dolor y sufrimiento; y esa es la invitación de Jesús el día de hoy y lo será tambi…

LA FE EN LOS TIEMPOS DEL CORONAVIRUS: ¿CÓMO DEBEMOS ORAR? 2

Se adelantó unos pasos más y, postrándose rostro en tierra, oró así:— Padre mío, si es posible, aparta de mí esta copa de amargura; pero no se haga lo que yo quiero, sino lo que quieres tú. (Mateo 26:39)
¿Cómo hemos de orar en este tiempo de coronavirus? ¿Por qué cosas es legítimo pedir y por cuáles no? El pasaje de Jesús en el huerto de Getsemaní nos da pistas acerca de cómo debemos orientar nuestra oración. El Maestro se encontraba en aquellos momentos bajo una enorme presión mental, emocional y espiritual. El mismo describió su estado como: "invadido por una tristeza de muerte". Es precisamente, en este contexto, donde eleva su oración al Padre. En la misma vemos que claramente verbaliza cuáles son sus deseos, cómo le gustaría que las cosas discurriesen. Al mismo tiempo, junto con la legítima expresión de lo que quisiera que el Padre hiciera, hay una clara sumisión a Su voluntad.
Aprendo dos principios importantes que pueden orientar mi oración en estos tiempos de crisis. L…