Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de octubre 3, 2009

EL DIOS QUE TE SALVÓ

Vuelvo a publicar después de dos semanas sin hacerlo debido a diferentes viajes. Hoy estaba leyendo los capítulos 16, 17 y 18 del libro de Isaías y me ha llamado la atención el siguiente versículo, porque olvidaste al Dios que te salvó; no recordaste que Él es tu refugio seguro (18:10) Me ha hecho pensar en la importancia de no olvidar estos dos aspectos tan importantes de mi Dios, el que salva y el que es refugio seguro. ¡Qué importante es tener en cuenta ambos aspectos! especialmente cuando hay circunstancias en la vida que nos provocan inseguridad, dolor, miedo, desesperanza. Especialmente cuando el futuro se presenta incierto y sin perspectivas. No quiero olvidar que Dios es quien salva y es un refugio seguro.