Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de septiembre 4, 2010

SALMO 19. COMO DIOS HABLA

¿Quién se da cuenta de sus propios errores?
Purifícame de culpas ocultas.

En este salmo David nos explica las dos grandes maneras en que Dios nos habla que, si bien no son las únicas, si son aquellas que todos podemos experimentar en todo tiempo.

Los primeros versículos del poema de David nos explican cómo toda la creación, el cielo y el firmamento declaran la gloria de Dios y, consecuentemente, nos hablan de su poder, su gloria, su grandeza, su infinitud. La contemplación de todo lo llevado a cabo por el Señor debería movernos a una humilde respuesta de adoración aunque no siempre sea así.

El resto del salmo nos habla de la Palabra de Dios y de los innumerables beneficios que trae a la vida de aquellos que la conocen, la meditan y, por supuesto, la aplican en su propia experiencia vital. El Señor nos habla por medio de ella, no sólo dándonos a conocer su voluntad, sino también equipándonos para la vida cotidiana.

Ambas cosas son verdad y las he experimentado en mi vida. Ahora bien, lo que…