Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de diciembre 7, 2010

SALMO 1O2. ESCUCHA MI ORACIÓN

Señor, escucha mi oración,
y mi clamor llegue a ti.
No me escondas tu rostro
el día de mi angustia,
tiende tu oído, hacia mí,
respóndeme pronto
el día en que te invoco


Cuando leía este salmo pensaba que no había nada de nuevo en él. La fórmula, la estructura y el contenido se ha repetido en otras varias ocasiones. El clamor al Señor, la explicación de la situación que vive el salmista, Sion como metáfora de la intervención de Dios (El Señor reconstruye Sión, como ejemplo de cómo puede reconstruir nuestras vidas) y la afirmación de confianza en Dios.

También pensaba que, muy a menudo, usamos los salmos para la alabanza cuando, la mayoría de ellos expresan las situaciones más oscuras, dolorosas y profundas del alma humana. Cierto que hay poemas que son una explosión de alegría, gozo y confianza. Muchos, no se si afirmar la mayoría, son expresiones de lucha, derrota, dolor y sufrimiento. Sin embargo, en medio de todo esto hay una necesidad y un deseo de comunicarse con Dios. Existe la certeza de…