Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de octubre 27, 2010

SALMO 65. TÚ MERECES

Oh Dios, Tú mereces un himno en Sión
y a Ti se te cumplen los votos.
A Tí, que escuchas la oración,
ha de presentar todo mortal
sus acciones pecaminosas.
Innumerables son nuestros delitos
pero Tú los perdonas.
Dichoso el que Tú eliges e invitas
a morar en tus atrios.
Que nos saciemos de los bienes de tu casa,
de los dones sagrados de tu templo.


El salmo está compuesto por tres estrofas que expresan un himno de reconocimiento y alabanza al Señor. La primera de las estrofas, nos habla del privilegio de la relación con Dios. La segunda, explica cómo el Señor se manifiesta en todo el planeta. La tercera y última, nos narra cómo el Señor bendice la tierra de Israel. Todo ello hace que el salmista exclame, Tú mereces.

Personalmente, me he centrado en lo que se expresa en la primera de las estrofas, la que habla del privilegio de poder tener una relación con Dios. Me ha llamado la atención los tres grandes beneficios que experimento como consecuencia de la misma, tres beneficios que son, a su vez, tres …