Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de noviembre 30, 2016

SALMO 53/ NECEDAD

Dice el necio en su corazón: No hay Dios. Se han corrompido e hicieron abominable maldad; no hay quien haga el bien. (Salmo 53:1)

El diccionario define al necio como aquel falto de inteligencia o razón. En la Biblia se añade otra matización, aquel que decide organizar su vida al margen de los principios del Señor. El salmo 53 está dedicado precisamente a la necedad y narra el proceso de descomposición moral que se produce en una persona cuando esta toma la decisión de negar a Dios, sea de forma activa -negar su existencia- o de forma pasiva -ser indiferente a la misma-. David habla de corrupción, maldad, dejar de hacer el bien, cometer iniquidad, etc.
El seguidor de Jesús puede cometer la imprudencia de pensar que eso no le afecta a él porque conoce a Dios y tiene una relación personal con Él ¡Craso error! Nosotros no somos inmunes a esa realidad y podemos caer en la misma espiral de corrupción que aquel que no lleva a cabo un seguimiento de Jesús. Como seres humanos estamos sometidos a…