Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de marzo 3, 2014

DEUTERONOMIO PARTE III/ EL CÓDIGO DEUTERONÓMICO/ CAPÍTULO 13

Lo apedrearás hasta que muera, porque trató de apartarte del Señor tu Dios, que te liberó de la esclavitud de Egipto. (Deuteronomio 13:11)
Este pasaje es duro y chocante pues Dios, sin ambages de ningún tipo, ordena la muerte de aquel que aparte a otros del camino correcto. En el Antiguo Testamento las personas tenían que morir por su pecado, en el Nuevo es Dios quien muere intencional y voluntariamente por el nuestro ¡Vaya cambio tan radical! Hago esta salvedad para que no me distraiga del punto principal que quiero comentar.
La intensidad de la pena impuesta por un delito es proporcional a la gravedad del mismo. Cualquier código penal no castiga de la misma manera un robo sin violencia que un asesinato intencional y premeditado. Tiene todo el sentido.
La intensidad de la pena dictada por Dios -la muerte- nos da una idea de la gravedad de la falta cometida, apartar a otros del camino del Señor, en nuestros días sería del seguimiento de Jesús. Es bien cierto que algo ha cambiado en todo …