Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de diciembre 18, 2019

SER DE BENDICIÓN

El Señor dijo a Abrán: Deja tu tierra natal y la casa de tu padre, y dirígete a la tierra que yo te mostraré. Te convertiré en una gran nación, te bendeciré y haré famoso tu nombre, y servirás de bendición para otros. (Génesis 12:1-2)
Estos versículos narran el llamamiento de Abraham, Abrán por aquel entonces. Lo que me llama la atención del mismo es el propósito para el cual fue llamado. Sin duda, como el texto indica, para llegar a ser una gran nación. Pero hay algo más; Abraham fue llamado para poder ser de bendición, pero no única y exclusivamente a su gente, a su grupo, a su casa, sino a todas las naciones. Creo que es correcto afirmar que fue llamado para bendecir a otros.
Me ha hecho pensar en el llamado del seguidor de Jesús. Con demasiada frecuencia enfatizamos los beneficios del mismo para nuestras vidas: perdón de los pecados y vida eterna, además de bendición tras bendición a lo largo de nuestro peregrinaje en este mundo. Pero olvidamos el propósito para el cual hemos sido l…