Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de enero 17, 2011

SALMO 119. DIOS ESTÁ CERCA

He clamado con todo mi corazón;
¡respóndeme Señor!
Guardaré tus estatutos.
A ti clame; sálvame,
Y guardaré tus testimonios.
Me anticipo al alba y clamo;
En tus palabras espero.
Mis ojos se anticipan a las
vigilias de la noche,
para meditar en tu palabra.
Oye mi voz conforme a tu misericordia;
Vivifícame, oh Señor,
conforme a tus ordenanzas.
Se me acercan los que siguen la maldad;
lejos están de tu ley.
Tú estás cerca, Señor,
y todos tus mandamientos son verdad.
Desde hace tiempo
he sabido de tus testimonios,
que para siempre los has fundado.


Una de las cosas que aprendí al comienzo de mi seguimiento de Jesús fue la importancia de destinguir entre los hechos y los sentimientos, dos esferas completamente diferentes. Uno puede tener un sentimiento de inseguridad en el lugar más seguro objetivamente del mundo. Por el contrario, alguien puede sentirse completamente seguro en un lugar objetivamente peligroso y de riesgo. Porque, a menudo, seguridad e inseguridad pueden ser sentimientos totalmente subjetivos d…