Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de septiembre 9, 2010

SALMO 24. PIENSA EN ELLO

¿Quién puede subir al monte del Señor?
¿Quién puede estar en el recinto sagrado?

Parece ser que este es un salmo litúrgico que era utilizado por los peregrinos que acudían a encontrarse con el Señor en la Tienda de Encuentro y, posteriormente, en el templo de Jerusalén. Estaría redactado en forma de antifonía, unos peregrinos preguntarían y otros responderían. Al ser usado para acercarse al templo y encontrarse allí con el Señor, la pregunta clave es la que he reproducido en el comienzo de esta reflexión.

A continuación, el autor del poema va describiendo algunas de las condiciones que hemos de tener para encontrarnos con Dios. Las relaciona con nuestros pensamientos, conductas, motivaciones, valores y relación con nuestro prójimo.

Me doy cuenta que tengo el privilegio de tener total y libre acceso en cualquier momento a la presencia del Dios Santo y Justo. Sin embargo, el salmo me invita a antes de hacerlo, reflexionar sobre mi vida, qué hago, qué dejo de hacer, cómo estoy en mi caminar…