Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de enero 28, 2016

2 CORINTIOS/ EN VANO / 2 CORINTIOS 6:1

Puesto que somos colaboradores de Dios, os exhortamos a que no echéis a perder su gracia. (2 Corintios 6:1)

Ayer mi reflexión versaba alrededor de la realidad de que siempre hay alguien que debe pagar el precio, la factura, que no existe tal cosa como la mal llamada gracia gratuita. La gratuidad es únicamente una parte de la realidad, la del que recibe. El precio es la otra parte de la realidad, la del que otorga la gracia. Jesús pagó un altísimo precio para que nosotros pudiéramos -gratuitamente- recibir su gracia.
Aquí el apóstol nos hace una seria exhortación, no echemos a perder su gracia. Algo que ha costado tanto de conseguirse, algo que ha significado un alto precio para Dios y Jesús puede, simplemente, echarse a perder. ¿Cómo se echa a perder la gracia de Dios? 
La manera más sencilla que se me ocurre para explicarlo es la manumisión de los esclavos en los Estados Unidos después de la guerra civil de secesión a mediados del siglo XIX. Literalmente centenares de miles de personas …