Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de septiembre 21, 2017

JESÚS, DIOS, PADRE 4

... y hagamos fiesta celebrando un banquete. Porque este hijo mío estaba muerto y ha vuelto a la vida; se había perdido y lo hemos encontrado. Y comenzaron a hacer fiesta. (Lucas 15:23-24)

El regreso del hijo al hogar merece una celebración por todo lo alto. Por lo que sabemos de la historia hubo buena comida, música, canciones y, con toda seguridad, pues el relato sucede en oriente, buen vino. Sin duda un final inesperado para la historia. Con respecto al sorprendente desenlace del relato el escritor Albert E. Bailey escribe lo siguiente:
"Intente, si le apetece, inventar un final diferente para esta historia. Haga que aquel viejo rechace de entrada a su hijo; hágalo erguirse dignamente y pedirle a aquel granuja pruebas de su cambio de corazón; haga que predique un sermón sobre la promiscuidad antes de que otorgue el beso del perdón; haga que el padre le tome la palabra al hijo penitente -como ampliamente se merece- y esté durante un año o dos con los esclavos, hasta que el orgull…