Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de junio 13, 2014

CARTA DE PABLO A LOS CRISTIANOS DE ROMA/ SEGURIDAD/ ROMANOS 8:31-39

¿Qué añadir a todo esto? Si Dios está a nuestro favor, ¿quién podrá estar contra nosotros? El que no escatimó a su propio Hijo, sino que lo entregó a la muerte por nosotros, ¿cómo no va a hacernos el don de todas las cosas juntamente con él? ¿Quién acusará a los elegidos de Dios? ¡Dios es quien salva! ¿Quién se atreverá a condenar? ¡Cristo Jesús es quien murió, más aún, resucitó y está junto a Dios, en el lugar de honor, intercediendo por nosotros! ¿Quién podrá arrebatarnos el amor que Cristo nos tiene? ¿El sufrimiento, la angustia, la persecución, el hambre, la desnudez, el peligro, el miedo a la muerte? (ROMANOS 8:31-35 BLPH)
Pablo ha estado hablando durante varios capítulos acerca de esta tensión interna que vivimos los seguidores de Jesús. Tensión entre aquello que aspiramos a ser y la realidad que experimentamos día tras día. Tensión entre ofrecer nuestros miembros al pecado para destrucción o, por el contrario, ofrecérselos a Jesús para ser instrumentos de justicia y restauración…