Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de agosto 31, 2009

PROVERBIOS 29, CUANDO NO ESCUCHO

El reprendido que no cambia será aniquilado pronto y sin remedio. Escuchar la retroalimentación e ignorarla, especialmente cuando esta es buena, sensata, adecuada y necesaria, por más dolorosa que pueda ser. Es un actitud suicida, propia de un necio. Es, además, una actitud que pasa factura a nuestra necedad y por ello tendremos que pagar las consecuencias.

PROVERBIOS 28, AL FINAL SE APRECIA

Al final, si uno escucha y tiene la humildad de ver el valor de la retroalimentación se acaba aprendiendo a recibirla. Dice Proverbios, con el tiempo, más se aprecia al que critica que al que alaba. Hay sabiduría en estas palabras porque es bien cierto que, muy a menudo, únicamente con el paso de tiempo un tiene la capacidad de reconocer los beneficios recibidos o perdidos por tener, o no tener, la edecuada actitud con respecto a la retroalimentación.