Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de octubre 3, 2010

SALMO 43. QUEJA Y REPROCHE

Si Tú eres mi Dios y protector:
¿Por qué me rechazas?
¿Por qué he de andar cabizbajo,
acosado por el enemigo?

El samo 43 forma una unidad con el 42 del que formaban parte. Este corto poema es la continuación del lamento comenzado en el anterior por el salmista. En línea con la honestidad que caracteriza a los salmos el escritor expresa una queja, un reproche y una incomprensión hacia Dios y la forma en que se siente tratado. Las cosas no parecen encajar.

De la queja y el lamento David pasa a la petición de guía y dirección y finalmente a una expresión de confianza y descanso en Dios. Las últimas palabras del salmo dicen así:

¿Por qué estás abatida, alma mía,
por qué estás gimiendo?
Espera en Dios, que aún le daré gracias:
Salvador de mi rostro, Dios mío.

Si hay algo que valoro de los salmos es la brutal honestidad del escritor. Los sentimientos son expresados abierta y claramente, no hay el falso lenguage religioso, no hay el deseo de espiritualizar las cosas. Lo que se siente se expresa. Me pu…