Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de julio 20, 2009

CALAMIDAD

Comienzo la lectura de libro de Job el cual, no es de fácil lectura. Todo él es una serie de reflexiones del protagonista y de sus amigos. Eso es importante a la hora de leerlo ya que muchas de sus reflexiones no son acertadas y no deben ser tomadas al pie de la letra. Lo cierto es que la lectura en otras ocasiones del libro ya me hace ir preparado para valorar y sopesar las opiniones de Job y sus amigo de otra manera. No todo lo que dicen es, por afirmarlo de alguna manera, teológicamente correcto. Sin embargo, en los dos primeros capítulos, cuando le ocurren a Job todas las desgracias y se queda sin salud, familia o bienes, hay un par de sentencias de Job que me han hecho pensar acerca de la realidad de la vida, Hablas como una insensata. Si aceptamos de Dios los bienes, ¿No vamos a aceptar los males? Esta es la respuesta de Job a su esposa cuando esta, después de todas las catástrofes que le han sucedido, le pide que maldiga a Dios y se muera. Sabemos, porque así lo menciona la

ESDRAS

Después de un tiempo de interrupción vuelvo a mi lectura diaria de la Biblia. Hoy he leído el libro de Esdras, que narra el regreso del sacerdote del mismo nombre con un grupo de exiliados desde el imperio persa hasta Jerusalén y las reformas religiosas que llevó a cabo. Esdras fue contemporáneo de los profetas Hageo y Zacarías y sus reformas, realmente drásticas, ayudaron a mantener al pueblo que había regresado del exilio dentro de la obediencia a la Ley de Moisés. Hay varias cosas que me han impresionado de este personaje, sin embargo, lo que más me ha impactado han sido sus comentarios en el capítulo 8 versículos del 21 al 23 donde se reproduce una de sus oraciones que dice así, Después proclamé un ayuno cerca del rio Ahava, para que reconociéramos nuestras faltas ante nuestro Dios y para pedirle que nos llevará con bien a nosotros, nuestras familias y nuestras posesiones. Pues me dio vergüenza pedirle al rey soldados de caballería para que nos protegieran del enemigo en el c